Etica y Economía. Ser, valores y tener

Los valores espirituales son objetivamente superiores a los materiales: sólo con esta jerarquía la ética mantiene su razón de ser. La subordinación de la ética a la economía afecta no sólo a su esencia, sino también al hombre. Sí, su situación en el mundo, la posición del hombre frente a sí mismo depende estrechamente de la primacía de los valores morales. Ellos permiten al hombre tener confianza en sí mismo, en sus energías y capacidades específicamente humanas (Wojtyla, Karol. Mi visión del hombre. P 14

La verdadera prosperidad

“Toda mi ocupación es persuadiros, jóvenes y viejos, que antes que el cuidado del cuerpo y de las riquezas, antes que cualquier otro cuidado, es el del alma y de su perfeccionamiento, porque no me canso de deciros que la virtud no viene de las riquezas sino, por el contrario, que las riquezas vienen de la virtud y que es de aqui de donde nacen todos los demás bienes públicos y particulares. (Platón, Apología XVII, 29-30. Cita de Sócrates))”

¿Cómo conseguir la excelencia en nuestras vidas?

Para éllo es necesario establecer tres “criterios de priorización“en la vida:

1.-Lo esencial precede y es más importante que lo secundario o circunstancial

2.-El ser es más que el tener, aunque éste último suele ser una consecuencia de un adecuado desarrollo del primero.

3.-Un tercer criterio reza “El hacer sigue al ser“. De lo que se desprende que si quiero obrar de una determinada manera, debo ser de la manera que propicia tal tipo de obrar o de operación

Con esas tres premisas la vida empieza a cobrar un color completamente distinto

Los estudios y la vida

Uno de los motivos por los que solemos “desconectar” de los estudios o de alguna asignatura concreta es por verles poca conexión con la realidad. Esto depende bastante tanto del docente como del alumno, e incluso de los planes de estudio o leyes educativas.

Siempre hay asignaturas que nos serán más pesadas por causa del profesor, de nuestro carácter, predisposiciones y aptitudes. No obstante, la labor del orientador es tambien tender esos puentes que nos vayan conectando con la vida adulta, que es uno de los principales fines de la educación: prepararnos para la vida, que es, a su vez, otra escuela

¿Coaching académico?

Si, porque los tiempos del viejo profesor particular han pasado de moda. Necesitamos un orientador, un entrenador ¡UN COACHER! .

Sus destrezas: Navegar con buen rumbo y llevar a otros alumnos a buen puerto, porque nos conocemos los escollos de la navegación por estos mares de la educación, sus corrientes y recovecos. Si quieres surfear tu educación y no perderte ni hundirte debes elegirnos sin dudar.

Somos orientadores profesionales