El problema educativo y de la propia formación

Son dos problemas asociados pero distintos. El problema de la educación es un problema de estado, más bien mundial, y el de la propia formación es un problema personal en el que convergen diversos actores: la propia persona, la familia, el entorno, las relaciones personales, la escuela, los profesores, los medios de comunicación, internet, las redes sociales informáticas y físicas, etc.

Al final uno acaba siendo responsable de la formación que tiene, independientemente de que los actores puedan facilitar o no esa labor formativa

Y aqui es donde entra en juego nuestro proyecto, que es precisamente el de generar esas motivaciones y dar las razones y las herramientas para invertir recursos (tiempo y dinero, fundamentalmente) en alcanzar una mejor formación .

¿Nos dejas que te ayudemos?

¡Será un placer!